Film Review: ¡Sí al Batman de esta década!

Por: Brenda Marquezhoyos | @brendamaryos 

The Batman llega con la dirección de Matt Reeves y Robert Pattinson como protagonista. Desde que se anunció que él sería el nuevo caballero de la noche, se cuestionó la decisión tras un pasado muy lejano (Crepúsculo). Al parecer muchos detractores siguen recordandolo por aquella saga adolescente.

Como NO fan de aquella película de vampiros, Pattinson se ha logrado posicionar con diferentes proyectos y aun así su pasado lo persigue. Por supuesto que debe ser un fastidio pero también alentador, tiene muchos fans. Algo que se temía más que cualquier otra cosa eran sus músculos, en algún punto durante las grabaciones salían notas al respecto en las que aseguraban que el actor se encontraba trabajando. Este Batman no es súper musculoso y tampoco lo necesita.

Regularmente la historia de este justiciero con insignia de murciélago se cuenta a partir de la historia de Bruce Wayne. Es decir, para conocer su origen, siempre se recurre al storytelling de cómo quedó huérfano y millonario. La presentación de este Batman corre a partir de los cimientos sociales de Gotham, una ciudad caótica; llena de corrupción, violencia y abuso de poder.

En esta historia, Batman lleva rondando la ciudad alrededor de dos años. Es un justiciero, no es visto como salvador y en medio de tantos villanos de la vida real, su presencia sólo causa más miedo y desconfianza. Bruce Wayne es joven comparado con otras versiones, pero lo suficiente maduro para tratar de descubrir las entrañas de podredumbre de su ciudad.

A pesar de las advertidas y un poco temidas casi tres horas, el filme corre rápido y cuenta lo suficiente. Saben utilizar lo que los espectadores ya conocemos de la historia, entonces sólo dosifican la información para reconstruir los hechos; el origen de los asesinatos a figuras de poder de Gotham. Lo cual remonta a los Wayne y su incidencia en la política hasta su muerte.

Realmente se ve poco a Bruce Wayne en esta presentación, Batman tiene mucho más peso como figura, entonces la actuación de Pattinson en su mayoría es con la máscara puesta. Lo cual no está nada mal, no se siente forzado, ni la voz característica. ¡Sí al Batman de esta década!

Tras Ben Afleck, se esperaba un cambio total en el personaje, que si bien no fue completamente malo, no era entrañable y sobre todo, estaba lejos de conectar con la audiencia.

Justo a 10 años de la conclusión del caballero de la noche ,The Dark Knight Rises (2012) con Christian Bale como protagonista y Christopher Nolan como director. Una historia que plasmó la oscuridad que conforma Ciudad Gotica; su profunda putrefacción social. The Batman a cargo de Reeves y Pattinson logran capturar aquella esencia otra vez.

Ambas retoman figuras reales inmersas en la política y construcción social, villanos que destacan actualmente a través de modelos de corrupción y violencia. La élite del poder e impunidad de las personas que deberían proteger que se cumplan las leyes. Esto hace que Ciudad Gótica no se sienta tan ajena o lejana como para solo vivir en los comics.

Además de plasmar la historia de destrucción de Gotham, otro gran acierto es el elenco. Todos hacen match con el protagonista, actores con edades similares en busca de estallar con algo más mainstream como lo es esta película. 

Zoë Kravitz como Catwoman –¡Gatubela!–, se suma como parte del rompecabezas que inicia el conflicto. En cierta medida una novata que conoce las entrañas de la élite, bastante impulsiva y seductora, fiel a lo que dicta el personaje.

Paul Dano como Riddler o el Acertijo, representa el rencor y expone los abusos de poder y las oportunidades de una vida digna que se le han negado. Es muy relevante, porque su extravagancia recae en el grado de empatía que logra atraer súbditos a su movimiento, convirtiéndose en un representante de los marginados.

Las anclas morales del “deber ser”, tanto de Bruce Wayne como de Batman recaen en Alfred, interpretado por Andy Serkis, quien es protector de Bruce y esta vez casi un compañero. Muy al estilo Holmes y Watson. Por otro lado, esa misma mancuerna se repite con James Gordon interpretado por Jeffrey Wright, el símbolo de autoridad en el que Batman confía.

Como decía anteriormente, Reeves es muy hábil y utiliza a los personajes más relacionados con Batman para construir la trama sin necesidad de dar contexto amplio de cada uno, eso hace que todo fluya y no exista la necesidad de explicar cada detalle, aunque el guion ayuda mucho a dar esos destellos. 

Gotham es un personaje más; las calles, la incesante lluvia, el metro y la vida nocturna. Bruce Wayne se autodescubre a partir de las investigaciones de Batman sobre el origen del deterioro social de la ciudad.

The Batman es un vigilante con muy buen desmaquillante de ojos, por cierto. De esta interpretación se podrían sacar los diarios de Batman, quien casi a modo de periodista de nota roja documenta cada suceso que presencia en las noches, no solo a través de sus notas, sino a través de peculiares grabaciones. Esta fue por mucho, una de sus características que se convirtieron en mis favoritas.

Las secuencias de acción son atinadas tanto como las de misterio y revelación. Realmente es muy entretenida y el paso del tiempo no la convierte en una película pesada o pretenciosa. Gran incursión y bienvenida al nuevo hombre murciélago. ¿Esto marcará el nuevo rumbo para DC Comics en el cine?

Stills: Warner Bros./ Warnermedia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.