Film Diary #Berlinale2022: Un viaje por Viena en A Little Love Package

Por: Kathia Villagrán | @KathiaVC

A pesar de que Viena, la capital austriaca, ha sido votada en más de una ocasión como la ciudad más habitable del mundo según el Ranking Global de Habitabilidad por The Economist, también era conocida por ser “el cenicero de Europa”. No solo por su alto índice de personas fumadoras, sino porque fue un país que llegó tarde en la prohibición del tabaco en espacios públicos cerrados, como cafeterías, restaurantes y bares. Estos lugares son parte de la cultura artística que envuelve a la ciudad impregnada de talento, y la decisión además de afectar la tradición de fumar mientras se bebía una taza de café con amigos, se convirtió en una disputa de bandos políticos que dejaron atrás el verdadero propósito de la prohibición: cuidar de la salud de la población austriaca. 

A Little Love Package de Gastón Solnicki nos transporta al 2019 de la prohibición en su filme experimental. La historia avanza gracias a sus narradoras principales, Angeliki (Angeliki Papoulia) y Carmen (Carmen Chaplin), dos amigas que recorren la ciudad vienesa en busca de un departamento para la primera. Carmen, una diseñadora de interiores, quiere ayudar a su amiga a encontrar el lugar idóneo que ella puede llamar hogar, pero Angeliki no colabora en la búsqueda; se muestra ensimismada en sus propios pensamientos y ninguna idea que propone Carmen parece atraerle. Alrededor de las amigas ocurren pequeñas historias y narraciones que se entrelazan entre sí, todas y cada una de ellas plasmadas en el hermoso paisaje de Viena.

Still de A Little Love Package, dir. Gastón Solnicki

El director argentino Solnicki quería honrar las raíces de su propia familia en esta —perdón por decirlo— carta de amor a su ciudad de origen. Si bien la prohibición del tabaco es el motor de arranque de esta historia, la película pronto se convierte en un estudio contemplativo del ser humano y su adaptabilidad al cambio (aunque esta tome su tiempo).

A Little Love Package se apoya enormemente de su fotografía —a cargo de Rui Poças— y de su ambiciosa, pero sutil edición por Alan Segal. Si bien su ritmo es lento, nos deja con ganas de saber qué pasará con sus personajes principales. A la actriz griega Papoulia previamente la hemos visto en colaboración con Yorgos Lanthimos (Dogtooth y The Lobster) y en esta ocasión regresa con su silencio y mirada angustiante tan característicos; por su lado, Chaplin —sí, de esos Chaplin— regresa a la pantalla después de casi una década fuera de ella y nos hace cuestionar por qué no la vemos más seguido cuando tiene una presencia sumamente gratificante en cada escena, algo que seguro trae en la sangre. 

Still de A Little Love Package, dir. Gastón Solnicki

Este filme abstracto y de género híbrido que entrelaza lo real con lo ficticio, se estrenó en la edición 72 de La Berlinale dentro de la categoría Encounters. A Little Love Package no será para todos, pero quien llegue a ella enamorado de lo que Viena representa, encontrará una grata sorpresa y una infinita nostalgia por algo que seguramente no vivió (o tal vez sí).


Kathia Villagrán
Mercadóloga por profesión, cinéfila por pasión. Consumo mucho cine, literatura y series a niveles casi antisociales. Hufflepuff.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.