Women We Love: Sara Seligman – Escribiendo el personaje que hace falta

Por: Julie Rosales Ríos | @ros_julie

En una agradable plática de 24 minutos pude conocer un poco más sobre la visión de la directora y guionista Sara Seligman, quien además de saber contar historias en el cine lo sabe hacer en la vida real y lo digo porque, aunque fue una breve conversación cada palabra dicha me dejo algo para reflexionar, desde la narrativa hasta el montaje de su película, así como el papel de las mujeres en el cine.

Con gran humildad y sencillez me contó sobre su primer largometraje estrenado en el 2019 titulado Coyote Lake protagonizado por la primera actriz Adriana Barraza y la joven Camila Mendes nos cuenta la compleja relación madre e hija, tanto la directora como yo concordamos en que es un coming of age lleno de suspenso. Este proyecto hizo acreedora a la directora a la beca TAA del Tribeca Film Institute.

Coyote Lake", la zona de peligro dominada por madre e hija
Sara Seligman

GaF: ¿De dónde nace la idea de la historia que nos cuentas en Coyote Lake?

Sara Seligman: son varias historias juntas. El primer paso es que yo sabía que quería contar una historia sobre la relación de una madre e hija porque me gusta contar historias de cosas que son fundamentalmente básicas para el ser humano y una de estas condiciones es nuestra necesidad de relacionarnos y la primera relación que tenemos es con la persona que nos va a criar que en este caso es la madre. Es una relación es muy importante, nos forma muchísimo, nos puede afectar demasiado sobre la persona en la que nos vamos a convertir; puede ser muy amorosa, pero también puede ser muy tóxica, y puede ser ambas cosas al mismo tiempo. Quería explorar eso, sobre todo ese momento en el que como hijos tenemos que cortar el cordón umbilical y tal vez no hacer o decir todo exactamente como nuestros papás o nuestras mamás quieren para poder encontrar nuestra voz y nuestro propio camino.

En este caso lo llevo un poco al extremo, sobre todo porque me gustan mucho las películas con crimen y con un poquito de suspenso. Estaba buscando cómo le podía agregar este elemento a la idea de una relación madre e hija y fue entonces cuando encontré esta historia de una madre e hija que durante la Primera Guerra Mundial eran cómplices de crimen y no las descubrían por la misma situación de que era la guerra y había mucho desorden social. Yo quería contar ese suceso por lo que la escribí para graduarme en cine y después de eso empecé a trabajar en producción donde me di cuenta que si quería dirigir tenía que crear mis propias oportunidades lo cual implicaba escribir un largometraje. Cuando estaba pensando qué quería escribir sabía que quería contar esta historia, pero llevarla más allá y esto implicaba buscar dónde iba a tomar lugar esta historia; yo no quería contar una historia de época, en parte porque sabía que iba a ser de presupuesto limitado y que no me iba a alcanzar el dinero, también porque yo no tenía ninguna conexión emocional con Francia entonces estaba buscando un lugar donde podría existir este nivel de impunidad que le permitiera a madre e hija ser criminales y que no las cacharán inmediatamente. En México existen varias zonas donde hay ese nivel de impunidad y uno de ellos también lo encontré por un artículo de periódico donde en un lugar que se llama Lago Falcon que está en la frontera entre Estados Unidos y México una pareja estadounidense se va a pescar y al final del día regresa la esposa sin el marido, ella dice que llegó el cartel y le mataron al marido, pero ella logró escaparse. Existen estas dudas de cómo alguien, alguien normal no un superhéroe no una Kill Bill escapa del cartel sin que la lastimen, sin un rasguño. La pareja estaba en un barco, pero ella regresó en un jet. ¿De dónde lo sacó? había muchas dudas y demasiadas incongruencias, pero la policía mexicana y estadounidense no pudo investigar más porque cuando fueron el cartel no se los permitía. En este momento pensé bueno es un buen lugar donde podrían existir esta madre e hija en impunidad y también me permite explorar lo que es vivir en este mundo de injusticia, ciudades abandonadas donde la gente se ve desplazada por la situación. Para mí la historia no es sobre narcos, drogas o migración; es una historia de la gente que vive en esa zona y cómo les afecta el día a día.

GaF: Claro, aunque podría causar confusión por la situación de los coyotes no es una película de migración es sobre representar esta periferia de la que casi nadie habla. Y, ahora bien, algo que me gustó mucho fue la evolución de los personajes, siento que, aunque ambas evolucionan de una forma brutal a lo largo de la película se refleja más en Ester (el personaje de Camila Mendes) para mí de cierta forma tiene tintes de película coming of age pero con drama, crimen y suspenso. Entonces me gustaría saber para ti ¿cuáles son los elementos o partes que conforman a un personaje femenino complejo y evolutivo?

Coyote Lake | Sky.com
Camila Mendes en Coyote Lake

Sara Seligman: ¡Ay, me encanta que lo hayas visto así! Es más, si me hicieran elegir un solo género para la película es ese. Creo que la gente tiene una idea de que al ser coming of age debe tener cierto tono, pero no, hay diferentes maneras de tratarlo y el núcleo de esta historia es esta relación y el rompimiento de esta para que Ester se convierta en la persona que es y eso es lo que es un coming of age. Escribí los personajes pensando en cómo puedo obtener a los mejores actores, las mejores actrices y la mejor forma es escribiendo un personaje que sea actoralmente complejo, difícil que sea algo interesante para el actor. Me doy cuenta de que cuando estoy viendo una película me encanta cuando hay un nuevo acercamiento donde los protagonistas tienen permiso de ser humanos con matices grises y fallas de carácter, pero todos son hombres, si te fijas los que tienen permiso son ellos. Por lo que me imaginé que tan divertido de actuar sería, pero no existen ¿dónde están estas opciones para protagonistas mujeres que no son heroínas, que no son perfectas, que no son virtuosas. Yo quería escribir este personaje. Yo diría escribe el personaje que te hace falta, escribe a ese personaje que quieres ver y no has  visto; de ahí sale este esfuerzo de que sean mujeres complejas y fuertes (cada una a su manera).

GaF: Claro, estoy de acuerdo con lo que dices. Al final creo que se van abriendo puertas, como tú dices el coming of age se relaciona mucho con comedia, con romance y esta película es diferente y es la prueba de que las mujeres también hacen cine así, aunque siempre se quiera encasillar el papel de la mujer. Aquí creaste una historia de suspenso y de coming of age lo que da un resultado bastante agradable y entretenido. Me gustó mucho la combinación de ambas.

Por lo que hablando de los personajes y su complejidad quisiera preguntarte algo que llamó mucho mi atención ¿Por qué decidiste que Ester desarrolle un vínculo con Paco, uno de sus secuestradores?

Sara Saligman: era muy importante hacer un comentario social del tipo de hombres que la sociedad hace deseables para nosotras como mujeres. Por eso en una de las escenas iniciales sale Ester viendo una telenovela, y tiene este sueño donde llega este hombre a salvarle la vida y muchas de las versiones románticas del amor que nos enseñan tanto en lo que vemos, leemos y vivimos en nuestro día a día es en realidad una relación toxica y algo que completamente deberíamos enseñarles a las niñas a evitar y a los niños a no portarse así, pero es lo que nos enseñan que es amor. Hay que destruir la idea de extremos y te amos después de cinco días y para mí esta era la oportunidad de demostrar este lado donde por más desolada y aislada que Teresa tuvo a su hija todavía le llegan estas emociones de ver la telenovela, de querer tener ese romance y se deja llevar en ese momento. Para ella él es la primera persona que la ve como una persona real no como una niña chiquita que no se merece la verdad, es la primera persona que le dice la verdad. Para mí era muy importante que no se fuera con él, la fuerza de decisión de cambiar su vida tenía que ser independiente de la existencia de la relación con Paco, por eso era fundamental que no terminara envuelta en ese romance.

GaF:  Claro, y todo esto también se relaciona con la escena final ¿cierto? En donde Ester está en el lago acostada.

Coyote Lake (2019)

Sara Seligman: Visualmente el final y el principio eran lo único que tenía super preciso en mi mente porque quería que empezara en el lago y terminara en el agua. Que empezara con muerte y terminara con vida. Si ves el bote es como el vientre de la madre y ella está en posición fetal y se abre, es como su renacer. 

GaF: Coyote Lake es tu primer largometraje ¿para ti cómo fue el proceso de lograr que en esta industria que es muy apoyada para los hombres se lograra autorizar, financiar y proyectar tu película?

Sara Seligman: Fue un proceso que tardó muchísimo tiempo, como tú dices es una industria llevada por hombres, entonces ellos deciden cuáles son las historias que queremos escuchar y si la estamos contando desde un punto de vista que es importante. Tenemos no solo los estereotipos de los personajes sino también el estereotipo del tipo de películas que las mujeres “deben” dirigir y muchos de los comentarios que recibo cuando la gente ve mi cortometraje Diego o ven este es que pensaban que yo era hombre. No sé exactamente a qué se refieran con esto porque no creo que haya una manera de dirigir o escribir que sea innatamente masculina en el sentido de género, pero evidentemente existe esta predisposición y yo creo que es difícil para los productores ver en su mente “cómo voy a vender esta película dirigida por una mujer, que por un lado es muy íntima, que no es la típica película de crimen, pero tampoco es una comedia romántica”, y no saben cómo venderla, se les acaba el mundo y mejor dicen que no. Fue muy difícil encontrar una campaña productora que lo quisiera producir dejándome como directora, porque había quienes querían comprar el guion, pero se lo iban a dar a alguien más para dirigir. Era difícil aguantarte las ganas de vender el guion y solo esperar a ver si alguien más me daba chance.

GaF: Qué bueno que te aferraste a tu guion y a tu historia, honestamente a mí me encantó el resultado. Y ahora bien si pudieras describir tu película en una palabra u oración ¿cuál sería?

Sara Seligman: No porque haya amor en una relación significa que no es tóxica. La ambivalencia en las relaciones y la realidad de los puntos grises.

GaF: Tiene mucho sentido, sobre todo porque esta parte de lo tóxico lo vemos en toda la película desde Paco con Ester hasta madre e hija.

Teresa (Adriana Barraza) y Ester (Camila Mendes) en Coyote Lake

Sara Seligman: Y lo vemos hasta con los personajes, todos tienen un momento donde muestran que tienen algo bueno dentro de ellos.

GaF: Antes de terminar, yo quisiera saber si en este momento ¿tienes algún proyecto a futuro? ¿estás trabajando en algo? O ¿cuál te gustaría que fuera tu próximo proyecto?

Sara Seligman: Siempre me gustaría dirigir el proyecto de cualquier persona que tenga un guion. Me encantaría ir a México, pero la verdad es que voy a donde me llevan las oportunidades de trabajo. Por ahora estoy adjunta para dirigir tres largometrajes, eso no significa mucho, falta conseguir el financiamiento, pero los tres son guiones muy padres, ninguno lo escribí yo. Me encanta trabajar con guionistas muy talentosas, todos son guiones de género con personajes femeninos protagónicos complejos. A mí me encanta dirigir ese tipo de proyectos y ahora que ya se está poniendo más bajo control la situación de la pandemia espero que podamos filmar por lo menos uno de ellos el año que entra.

GaF: Me encanta que existan cineastas con esta conciencia de la brecha de género que afecta tanto detrás como dentro de la pantalla.

Sara Seligman: Claro, nos afecta en todos lados.

GaF: Por ahí leí que con este logro de que tu peli llegue a plataformas de streaming ya es un paso más y un pequeño puente para las que vengan, pero creo que aún hay mucho que recorrer porque las decisiones las siguen tomando ellos.

Sara Seligman:  Me tardé diez años en lograr esto y espero que les abra camino a otras mujeres, pero el 50% de población son mujeres y el porcentaje de directoras mujeres es mucho menor aquí en Estados Unidos y ni se diga en México. Entonces no porque una lo logró ya nos aplaudamos, no es nada. Aun falta muchísimo. Como consumidoras también hay una responsabilidad y es que los productores hombres que hacen las decisiones solo van a darnos más oportunidades si el público les demuestra que sí queremos ver las películas dirigidas por mujeres.

La reflexión y el debate siguen, la lucha continua, pero cada día me queda más claro y lo confirmo que vamos por el camino correcto. Cada vez se escuchan más nuestras voces, poco a poco se abre camino la mirada femenina en una industria dominada por hombres y no dudo ni por un momento que la próxima gran era del cine mexicano estará a cargo de mujeres. Pronto serán más las cineastas que quieran hacer cualquier género cinematográfico y puedan hacerlo sin miedo a que su sexo/su género determine la calidad y el consumo de su obra.  

Julie Rosales

Estudiante de literatura y lingüística hispánica. Fan consagrada de Greta Gerwig. Intento fallido (hasta el momento) de ilustradora. Interesada en la fantasía, películas coming of age y sobre todo el cine de mujeres.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.