Especial #Oscars: Marie Antoinette – The Eighteenth-Century Pop Star

Por: Linda Marine | marinetwiteando

“Estoy escribiendo sobre María Antonieta, la ex-reina de Francia”, le contesto a mi abuelita cuando, por  video llamada, me pregunta qué estoy haciendo. Su respuesta resulta ser la más acertada que pudo haber  hecho – “O sea yo, hace muchos años.” Ambas bromeamos vistiéndola imaginariamente con gigantes  plumas de avestruz sobre su cabeza y vestidos pomposos. La razón por la que sin dudar concuerdo con su  afirmación es porque la forma en que Sofia Coppola retrata a la joven reina resuenan fácilmente conmigo  y con todas las mujeres que conozco. Más allá del ostentoso título, el ser juzgadas constantemente, el ser  expuestas, la limitación de nuestra libertad, la presión, los deseos, los miedos, los intereses pasajeros  presentes en nuestra juventud y las ridículas expectativas e imposiciones de la sociedad son parte de la  experiencia de ser mujer que todas compartimos con María Antonieta. Después de catorce años años desde su participación en la 79a ceremonia de los Premios de la Academia, recordamos a esta película desde su  atemporalidad conforme se aproxima la edición del presente año. 

María Antonieta (2006), reina adolescente – El Octavo Historiador

En el año 2006 figuró el estreno de María Antonieta, una película sobre la adolescente convertida en reina  de Francia durante el siglo XVIII, escrita y dirigida por Sofia Coppola. Como es esencia fundamental en sus películas, Coppola da forma a su narrativa desde una perspectiva feminista. Esta película cuenta la  historia de María Antonieta recordándonos su vida desde un espacio de empatía, de vulnerabilidad, de  concientización. Haciendo a un lado las usuales convicciones de la reina como una persona fría, indiferente  y egoísta, Coppola se asegura de recordarnos que no se trataba de una mujer preparada en política o 

economía, sino de una niña con deseos comunes y corrientes que fue incorporada a la familia real francesa  para la permanencia del poderío de su familia real austriaca; decisión que, desde una prematura intuición y  conforme el curso del tiempo, su madre lamentaría por siempre. 

María Antonieta, inspirada en las cartas de la reina a su madre y en los distintos libros que relatan su vida, nos lleva desde su último día con su familia de sangre, de quienes se tiene que separar por completo como  parte del protocolo de su entrega a la familia real francesa (remise). Previo a su inmersión a esta, le es  indicado remover hasta la última posesión austriaca que lleve consigo con el fin de entregarse por completo  a su nueva vida, de manera que vemos cómo su ropa, su peinado y hasta su perrito son reemplazados con objetos de origen francés. Esto rápidamente nos indica el perdón desde el que Coppola contará la historia, agudizando en cada uno de los rápidos arrebatos de su juventud y manipulación de su identidad, justo hasta  este punto, el robo de su infantilidad y de su privacidad. 

María Antonieta | Cartelera de Cine EL PAÍS

María Antonieta habitó un mundo donde lo que le resultaba más próximo la obligaba a seguir viviendo  como una niña. Los protocolos de vestimenta, el que se le negara hacer cualquier cosa por sí misma, la  excesiva disposición de todo a todo momento (desde infinitas opciones de postres hasta personal para servirle en lo más mínimo), lujos y opulencia súbitas, la obligada separación de su familia cuando aún era  tan pequeña, el robo de su privacidad, el apresuramiento a un lugar y personas desconocidas, su matrimonio  con alguien desconocido, asambleas políticas inentendibles. Cada una de ellas, imposiciones y limitantes  que por su prematura edad, parecieron confundir y abrumar a su crecimiento personal, convirtiéndolo en  una especie de mero espectador.  

En una de sus primeras fiestas, María Antonieta abre las puertas de un salón de espejos donde, a pesar de  que todxs son explícitamente aproximados a sus reflejos, no ven más allá de los títulos políticos,  reconociéndose como seres de distinta naturaleza. María Antonieta, ajena a esta perspectiva con sus  distintas costumbres, cultura y edad, se convierte en un lienzo en blanco para las comidillas del resto de la  corte y por ende, eventualmente en una burla para el pueblo francés. Esto también demuestra cómo lo único  que parecía importar al resto de la corte eran los secretos y chismes que rondaban en Versalles, pero  también, visibiliza la clase de personas con las que se rodeaba una joven, influenciable y desorientada María  Antonieta. Como una forma temprana de paparazzis y el sometimiento de la vida privada al ojo público, es  este mismo público el que se encarga de tergiversar a la posteriormente víctima de la fatalidad: María  Antonieta.  

María Antonieta de Francia: ¿déspota o niña decapitada? Una reseña del film  “María Antonieta: La Reina Adolescente”

Con un soundtrack extraordinario que pasa por Bow Wow Wow, The Cure y The Strokes que nos ayuda a  internalizar empáticamente su experiencia con nuestra propia realidad contemporánea y un diseño de  vestuario cuyo extraordinario trabajo fue merecedor de un premio Óscar en 2007, María Antonieta se presenta como una película que reconoce la humanidad en inmensos errores, la desgracia personal en la  desgracia colectiva, la tragedia en la inconciencia. Coppola hace justicia a una mujer comúnmente  demonizada al ofrecer la otra cara de la moneda, a otra víctima de la industria del entretenimiento, a una  joven atrapada entre los deseos desinteresados de la juventud y las obligaciones de la adultez.

De alguna  forma, Sofia Coppola convierte la vida de María Antonieta en un retrato de todas las estrellas pop que hasta  nuestro presente han sido robadas de su adolescencia, de su carácter como personas ordinarias y empujadas  a una realidad imposible, porque, ¿qué es María Antonieta sino la más grande estrella pop del siglo XVIII?

Screen Shot 2020-03-27 at 19.49.58
Linda Marine
Estudiante de Cine y Producción Audiovisual, amante del análisis y del café con canela. Siempre me pregunto cosas, pero no sé si busco respuestas o más preguntas. Ambas me gustan.

Un comentario sobre “Especial #Oscars: Marie Antoinette – The Eighteenth-Century Pop Star

  1. ¡Completente! Cuando vi esa película por primera vez era muy pequeña, recuerdo que al inicio pensé “wow, que increíble tener una vida así” lo mismo me pasaba al imaginar la vida de las celebridades del pop. Ahora que puedo ver un poco más del panorama definitivamente me quedo con mi vida “de simple mortal”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .