Film Diary Berlinale 71: I’m Your Man, la crisis existencial de quedarnos solas

Por: Kathia Villagrán | @KathiaVC

La doctora Alma (Maren Eggert) es recibida en un restaurante por una mujer (Sandra Hüller) que la dirige a quien aparentemente será su cita por la noche. Tom, (Dan Stevens) el hombre que la espera, parece conocer mucho sobre Alma y su interés rebasa el de ella por él, algo que la hace sentir con una palpable incomodidad. Tom es capaz de responder las preguntas más complicadas que Alma le lanza a modo de reto y su forma de actuar es particularmente extraña. Después de convencer a Alma de bailar, en medio de la pista de baile descubrimos lo que Tom es en realidad: un robot humanoide.

Alma trabaja en el Museo de Pérgamo de Berlín y para obtener el financiamiento en su departamento de investigación, accede la propuesta de participar en un experimento durante tres semanas. El experimento consiste en vivir con Tom, un robot con inteligencia artificial creado y diseñado únicamente para satisfacer a Alma y hacerla feliz. Por supuesto Alma no puede dejarlo de ver como una máquina y su falta de interés por desarrollar una vínculo con él hará que Tom intente satisfacerla aún más. 

Diferente a las historias de máquinas o criaturas creadas por el ser humano, I’m Your Man intenta apaciguar las aguas de la relación entre ambos, y al crear algo desinteresado en el poder que posee gracias a los avances tecnológicos, planea mejorar la vida de las personas —al menos en su planteamiento ficticio—. Y si algo resalta en la mayoría de historias de ciencia ficción a cargo de mujeres, es el hecho de enfocarse en su parte humana, en moverlas con sus personajes y no con los sucesos de la trama. Es justo lo que hace I’m Your Man, con una propuesta filosófica… ¿Qué es el amor? ¿Es necesario el amor romántico de otra persona para no sentirnos solos?

La comedia en esta historia se siente natural, también su drama. Es fácil colocarse en los zapatos de Alma y entender cada una de sus decisiones. Por otro lado, Tom, diseñado específicamente para agradar, lo logra muy bien a través de la simpática actuación de Dan Stevens. Ambos actores poseen química en pantalla y el avance en su relación se torna bastante tierna, pues sus intercambios nos harán conocer los verdaderos sentimientos de Alma y por qué se rehusa a establecer un vínculo con alguien que puede alejarla de ser una persona, si es que ser una persona necesita ser algo concreto.

Maria Schrader —la directora— y Jan Schomburg co-escribieron I’m Your Man (título original: Ich Bin Dein Mensch) basándose en la historia corta homónima de Emma Braslavsky. Schrader y Schomburg habían trabajado juntos previamente con la misma dinámica en Stefan Zweig: Farewell to Europe.

La película puede fallar un poco en su aplicación de CGI, pero no requiere de su intervención seguido y se apoya muy bien de otros recursos para lograr un resultado visualmente realista. 

I’m Your Man compite en la edición 71 de Berlinale, la cual pudimos ver en su exhibición virtual para nuestra cobertura. 


Kathia Villagrán
Mercadóloga por profesión, cinéfila por pasión. Consumo mucho cine, literatura y series a niveles casi antisociales. Hufflepuff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .