TV Review: Lovecraft Country – Representación, racismo y ciencia ficción clásica.

Por: Kathia Villagrán|@KathiaVC

Cuando pensamos en la década de los cincuentas, la Edad de Oro en Hollywood como muchos suelen llamarla, es fácil recordar a la ama de casa idílica, a los desafiantes y atractivos Marilyn Monroe y James Dean, un cine que llegó para quedarse como referencia con el pasar de los años, las malteadas en comedores color pastel, faldas de corte campana y la imagen de un hogar siempre impecable, gracias al contenido audiovisual que hemos disfrutado en Latinoamérica. Sin embargo, la historia cuenta algo diferente y los medios para las masas procuran dejar oculto un lado de la moneda. Los años cincuenta fueron años duros tanto para las personas de color, como para las mujeres de clases no tan “acomodadas” que debían regresar a sus hogares a atender a sus maridos e hijos en una América posguerra y segregaciones raciales dictaminadas por las Leyes de Jim Crow que se escudaban bajo el lema deshumanizador “separados pero iguales”.

HBO, 2020

La “Edad de Oro” en Hollywood tampoco le hizo justicia a las personas negras. La mayoría de actores eran reducidos a personajes menores o acusados de perpetuar estereotipos dañinos para la raza. Sin olvidar que el “blackface”, si bien en decadencia, aún se hacía presente en algunas películas de esta época. Durante los años cincuentas los filmes de personas negras para personas negras eran conocidas como “race films”, o del “ghetto”, y se filmaban fuera del sistema convencional de Hollywood (estudios); debido a ello muchas quedaron fuera de los referentes populares del Siglo XX. Es hasta los años 70s, con la llegada del movimiento Blaxploitation, que la comunidad afroamericana dedicada al cine mostraron un crecimiento evidente. 

HBO, 2020

Aunque con producciones más recientes se ha tenido el cuidado de mostrar una era en la que los años 50s no eran la era del sueño americano que las postales vintage quieren mostrar, varias de ellas resultan ser contadas a través del personaje (o cineasta) blanco y también tenemos que mencionar que la reciente utilización de hashtag #OscarSoWhite demuestra que la industria sigue olvidando a las veces negras. Por otro lado, directores como Ava Duvernay y Spike Lee se han encargado de corregir eso. Incluso Denzel Washington durante el 2016 llevó a la pantalla grande Fences, una historia que sigue la complicada vida de una familia en dicha época. 

La larga lista de censura en contra de los afroamericanos produjo una falta de representación en los medios (representación que lamentablemente aún se exige) y hacía que personajes históricos como Jackie Robinson, el primer beisbolista negro en jugar las ligas mayores, eran atesorados con tanta fervocidad en corazones de personas que creían imposible lograr sus sueños por el color de su piel. Y es precisamente Jackie Robinson y la falta de representación para un grupo de personas que por años han luchado incansablemente por obtener derechos humanos básicos, lo que me lleva a escribir de Lovecraft Country. La nueva serie original de HBO cuya lista de productores incluyen nombres como Misha Green (Underground) y Jordan Peele (Get Out). 

HBO, 2020

El primer episodio, Sundown, escrito por Misha Green y dirigido por Yann Demage; comienza con una escena de guerra en blanco y negro, donde Atticus Freeman (Jonathan Majors) evade los ataques mientras corre por una trinchera en la guerra. Al escapar, el plano cobra color y recibe con los brazos abiertos a una mujer alienígena que parece reconfortarlo, pero sus muestras de afecto son interrumpidas por un monstruo con tentáculos que amenaza con devorarlos; hasta que Jackie Robinson salva el día con un batazo. Son apenas minutos los que pasan para adelantarle al espectador lo que le espera a lo largo de la temporada. El protagonista, Atticus “Tic”, despierta de su sueño y se encuentra en la parte trasera de un bus (el área correspondiente para las personas negras) con el libro “Una Princesa de Marte” por Edgar Rice Burroughs. Poco tardamos en conocer que Tic es un veterano de la guerra de Corea, disfruta de la ciencia ficción –aunque los libros que lee son problemáticos– y regresa a su pueblo natal en búsqueda de su padre que ha desaparecido. 

HBO, 2020

En el pueblo lo espera su tío George (Courtney B. Vance) y juntos tratan de descifrar la nota que ha dejado el padre desaparecido. Todo indica que las referencias que utiliza los lleva a lugares utilizados por el autor H.P. Lovecraft (un autor que el padre de Tic insistía que leyera) en sus cuentos y deciden emprender el viaje en su búsqueda junto con la joven y rebelde Letitia fucking Lewis (Jurnee Smollett, ver serie para entender referencia a uno de los momentos más épicos del episodio) por un segregado Estados Unidos. 

A medida que el viaje avanza se van topando con un monstruo que los pone al borde de la muerte: el racismo. Las muestras de este monstruo aparecen de maneras muy sutiles y aumentan su intensidad con el tiempo: publicidad de Aunt Jemima (conocida por utilizar blackface), otras referencias a la clase obrera representada por las personas negras y un montage del trío disfrutando de las diferentes localidades al sur de Estados Unidos donde deben sentarse u ordenar sus alimentos en lugares separados a los blancos. Lugares sugeridos por el “Safe Negro Travel Guide”, una guía histórica para los viajes en carretera que ustedes conocerán como –y tal vez por– Green Book. Al pasar los minutos la brutalidad de esta segregación racial y la radicalidad de pensamientos va en aumento hasta el punto de poner sus vidas en riesgo. 

HBO, 2020

Pero durante un viaje con muchas turbulencias debido al color de su piel y la razón por la cual están en carretera, también se encuentra con un monstruo físico. Estos monstruos que parecían ficción en los cuentos de Lovecraft, cobran vida y no discriminan el color de piel. Si la serie ya era lo suficientemente terrorífica con las demostración de la discriminación racial y el machismo, los “Shoggoths” cierran el trato… Y esto es solo el comienzo. 

La serie Lovecraft Country se convierte en una ola de referencias hacia todos aquellos que no tuvieron referencia. Toma elementos alejados a su realidad que fueron obligados a consumir durante la historia y los amoldan a su contexto, Lovecraft Country intenta ser la historia que no fue contada y que pedía a gritos serlo.

HBO, 2020

La ausencia de representación es una conversación frecuente dentro de la serie. Por algo el protagonista toma como el héroe que destruye monstruos a alguien que juega béisbol (aun cuando personajes como Superman ya existían al momento de desarrollarse la trama); es también por eso que la joven prima de Tic, Diana (Jada Harris), crea un personaje de historieta inspirado en su madre (Aunjanue Ellis) pero con rasgos blancos y color de piel “aclarado”. Estos detalles no fueron colocados sin una meditación previa, tienen un propósito narrativo. También tiene significado que el autor (Lovecraft) de un poema titulado “On the Creation of N******s” que describe como “bestias” y “semi-humanos” a las personas negras, sea la base de esta historia con héroes negros… ¿Quiénes son las verdaderas bestias en esta serie donde literalmente también aparecen monstruos con tentáculos?

Lovecraft Country está basada en la novela homónima por Matt Ruff, un autor blanco. Y aunque esto puede hacer muchísimo ruido, el crew de producción hace el intento de ser fiel a la visión de exponer a monstruos del mundo real; la misoginia, el racismo y en el caso preciso de la serie, la presentación de los dos al mismo tiempo. 

La serie resulta ser oportuna en tiempos turbulentos donde las manifestaciones de “Black Lives Matter” en contra de la supremacía blanca y la violencia sistemática que atenta contra su vida e integridad están ocurriendo, y el primer episodio sienta un buen precedente para los que le seguirán. Durante diez domingos se estrenará un nuevo episodio y “Sundown” se encuentra ya disponible en la plataforma de HBO Go. 

Screen Shot 2020-02-05 at 11.11.17 AM
Kathia Villagrán
Mercadóloga por profesión, cinéfila por pasión. Consumo mucho cine, literatura y series a niveles casi antisociales. Hufflepuff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .