Especial #AgnèsVarda: La Petite Histoire de Gwen la Bretonne — Un corto, una amistad y una directora inolvidable

Por: Mayra Cerda | @maycerdis

La admiración que los y las cinéfilas le tenemos a Agnès Varda no se basa solamente en el hecho de ser la única directora perteneciente a la Nueva Ola francesa, sino que surge de su particular sencillez y meticulosa atención a los detalles. Su singular estilo de exhibir personajes y conocidos nos permite verlos bajo una luz que de otra manera no funcionaría, ya que en lugar de someterlos a una interrogación intimidante más bien los invitaba a la plática más amena y dichosa que jamás habían tenido. Este enfoque a lo banal y a las preguntas que a nadie suelen interesarle se ve plasmado en cada documental, película de ficción, película experimental y hasta en sus exposiciones de arte y es único de su visión como artista. 

El corto documental La corta historia de Gwen de la Bretaña francesa dura poco más de 5 minutos pero es imposible no maravillarse con cuánto cabe en tan poco tiempo. Gwen conoció de casualidad a Varda cuando juntaba dinero para irse a Los Angeles a seguir al amor de su vida. Las cosas no salen como ella lo esperaba y tuvo que adaptarse a otra cultura y otra ciudad, pero cada que surgía la oportunidad de juntarse con Varda parecía que su amistad sólo se fortalecía al igual que el respeto que tenían por el trabajo de cada una. Como suelen ser las bellas coincidencias de la vida, Gwen terminó trabajando como programadora en American Cinematheque, lo cual la trajo todavía más cerca de Varda. En sus escenas es claro que Gwen se sentía muy cómoda frente a la cámara pero no por ser una actriz de oficio, sino porque Varda estaba detrás de la lente y podía confiar plenamente en que sólo ella podría hacerle el honor de contar la historia de su vida  de una manera tan sencilla y hermosa.

Agnès Varda nos dejó una filmografía extensa llena de pequeños vistazos a lo que ella amaba y admiraba, a lo que hacía que su pasión por documentar siguiera latiente hasta su último aliento y no se me ocurre una mejor manera de recordarla y celebrarla que viendo sus películas y conociendo a través de ellas a esta gran directora, empezando por este corto maravilloso.

Screen Shot 2020-01-29 at 1.55.21 PM
Mayra Cerda
Cuando Mayra no está en alguna cabina de ESPN esperando a entrar al aire, probablemente la encuentres en una sala de cine intentando contener sus emociones y lágrimas ante personajes nuevos e historias familiares, que la llenan de inspiración por seguir descubriendo todo lo que el séptimo arte nos invita a conocer y sentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .