Review: Dos Veces Tú

Por: Andrea Alejandra |@AndreaLeji

Diferente. Esa es la palabra con la que mejor podrías definir la nueva cinta de Salomón Askenazi, Dos veces tú, al terminar de verla.

Porque, te guste o no la película, es innegable que es una propuesta distinta a lo que estamos acostumbrados a ver por parte de una producción mexicana comercial.

Melissa Barrera y Anahí Dávila interpretan a Daniela y Tania, respectivamente. Dos primas que también son mejores amigas, y que viven en la CDMX. Estando en una boda, deciden divertirse intercambiando de esposo entre ellas. Lo que comienza como un juego, termina de manera fatal cuando van de regreso a su edificio departamental; pues una de las parejas intercambiadas sufre un accidente automovilístico.

image_large.png

A partir de ese momento, se desencadena una historia que retrata las diferentes maneras de llevar el duelo, y también la forma en la que lidiamos con el reconocimiento de la verdadera naturaleza de nuestra relación con otras personas.

Sin embargo, eso no es todo. La película no se queda en el terreno del drama, sino que se fusiona con la fantasía. Y es en esa línea en la que puede presentarnos escenarios como universos alternativos, magia, o incluso el más allá.

Precisamente la premisa es uno de sus puntos fuertes. Ya que la trama te hace cuestionarte constantemente qué es lo que estás viendo en pantalla, y eso mantiene viva tu atención. La fotografía de la película y su score también son aciertos. El primer elemento, bajo la dirección de Beto Casillas, se apoya de la paleta de colores para fortalecer los tintes de misterio y fantasía de la cinta, dando como resultado bellas escenas que te hipnotizan. La música, mientras tanto, a cargo de Daniel Adissi (quien también actúa) y Sebastián Zunino tiene momentos electrizantes que van por completo con el tono de la película (si bien hay una o dos canciones que son algo exageradas).

PELI_Burn-In.COHENS_R05__24995.png

Aunque el trabajo de las protagonistas cumple con su cometido, no se ven respaldadas por sus contrapartes masculinas. Adissi y Mariano Palacios, quienes interpretan a sus esposos, no aportan ninguna carga emocional y llegan a convertirse en estereotipos andantes. También hay momentos en la cinta que se sienten poco unidos, y el juego de ritmos que maneja en el segundo y el tercer acto también llega a sentirse desequilibrado.

Si no te molesta una película que te deja con varias preguntas después de verla, definitivamente deberías darle la oportunidad a Dos veces tú. Con sus errores y sus aciertos, es interesante ver este tipo de propuestas en cartelera.

 

Andrea Alejandra:
La chica del lunar junto a la boca, con cabello ondulado y que se la pasa hablando de cine y series; esa es ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .