Review Especial Agnès: Sin Techo Ni Ley

Por: Paola Parra  |@_VidaSueroOral

“Los recuerdos son como moscas que pululan por el aire.. pedazos de memoria, revueltos” Agnès Varda en Las playas de Agnès (2008). 

Imagen relacionada

En 1985 la directora Agnès Varda presentó Sin techo ni ley (Sans toit ni loi), cinta escrita por ella y protagonizada por la entonces actriz adolescente Sandrine Bonnaire. Hilvanando un relato sombrío sobre los últimos días de vida de una mujer errante que viajaba por fríos paisajes franceses, esta película ha logrado cautivar a diversas audiencias a través de los años y hoy es considerada una de las más importantes obras de la realizadora.

vagabond-1200-1200-675-675-crop-000000

Sin techo ni ley arranca con el plano abierto de un humeante pastizal en el cual, descubriremos después, yace el cuerpo de una joven mujer llamada Mona, mismo, que será encontrado por uno de los trabajadores del lugar. Minutos después la propia voz de Varda anuncia el hilo que dará forma a esta historia diciendo: “La muerte natural no dejaba rastro. Me pregunto quién se acuerda de ella entre los que la conocieron de niña. Pero los que la conocieron hacia el final sí la recordaban. Gracias a ellos puedo contar sus últimas semanas… Hablaban sin saber que estaba muerta. No quise decírselo. Ni que se llamaba Mona Bergeron. Yo misma sé muy poco de ella. Aunque me parece que venía del mar”.

62d79610a372f81f490ffaecd2a3ff6d-2.jpg

A partir de ese momento hay un salto hacia un pasado desconocido cuyos enigmas serán resueltos o amplificados en las voces de aquellas y aquellos que formaron parte del recorrido que llevó a Mona Bergeron a sucumbir por una hipotermia fulminante. Seremos testigos de la reconstrucción de los pasos de una mujer de espíritu libre inquebrantable. Una de las mujeres más punk que ha dado la historia del cine.

vagabond-3-800x445.jpg

Un presagio.

En el cine de Varda nada es improvisado, todo tiene una razón de ser, cada cosa puesta en escena tiene algo que contar. Los presagios son un referente en sus obras, basta con recordar el hermoso paisaje de girasoles donde uno de ellos es succionado por una abeja anunciando la perdida de la armonía en el matrimonio protagónico de “La felicidad” (1968) o la caja de madera donde duerme el pequeño Danielito y la ventana del mismo material que se cierra augurando su muerte en “La Pointe Courte” (1954).

“Sin techo ni ley” guarda esta esencia de pronosticar a través de los materiales. Un ejemplo:  Mona duerme donde puede, muchas veces donde no. Una ocasión montó su casa de campaña y se echó a soñar sobre la tierra de un panteón del cual fue corrida a gritos, sin imaginar que al fallecer este espacio le sería nuevamente negado. Como un presagio cruel que anuncia su muerte y el “no lugar” donde terminaría  su cuerpo: la fosa común para los sin nombre ni ley, ni fe.

Resultado de imagen para La Pointe Courte

Docuficción y migración.

Una de las ciudades más poderosas de la cine-escritura de Agnès Varda es su capacidad de unificar la ficción con el documental, en Sin techo ni ley no pierde de vista este elemento y lo propone sensiblemente para enunciar la reivindicación de realidades históricamente marginadas. En la cinta es perceptible la labor en el campo y cultivo, como lo hiciera antes con la pesca en La Pointe Courte (1954), con cierta esencia que evoca al Neorrealismo Italiano. Así mismo, es a través del quehacer en la tierra que introduce el tema de la migración como un elemento vital en la existencia de una sociedad que, injustamente, invisibiliza la importancia de estas comunidades de personas desplazadas.

Los migrantes tienen algo en común con Mona: su libertad y propósito están ligados al movimiento. Hay un poder de identificación que se pone de manifiesto en la trama, Mona conoce a Assoun, un migrante tunecino que le ofrece posada, él le habla a grandes rasgos de la manera en que son pagadas su jornadas y ella le devuelve poéticamente una caricia con su mano lastimada por el trabajo. “Assoun es buena persona. Tiene ojos de bueno” lo defiende ante los ataques de la esposa del patrón. No es casual que él sea al único personaje al que le dice su nombre y apellido. Como tampoco es casual que sea un trabajador migrante el que encuentra el cuerpo de Mona. Varda quería compartir un mensaje político sobre la marginación dentro de estos dos acontecimientos.

Resultado de imagen para La Pointe Courte

Road movie transgresora y travellings subversivos 

La historia de Mona es contada a raíz de su muerte, ese es el punto de partida y el punto de llegada, es una especie de road movie circular protagonizada por una mujer en la que el final está expuesto desde el primer momento. Es un viaje que transita a pie o en auto stop, una travesía que además está construida a partir de relatos externos. En el caso de los travellings usados para seguir el recorrido de Mona, Varda utiliza más de una docena de ellos. Estos en su mayoría van de derecha a izquierda, calzando bien a la idea de fondo de ir en contra de lo establecido. Ir contra corriente es parte de la espíritu de la protagonista y del lenguaje utilizado por la directora. En 1985 pocas películas desafiaban dos tradiciones: el travelling de izquierda a derecha y las road movies protagonizadas por hombres. Agnès Varda en Sin techo ni ley dio cara a ambas y sugirió para ellas una interpretación distinta a la convencional.

Resultado de imagen para sans toit ni loi film

Ser mujer y ser libre 

¿Qué somos capaces de hacer para lograr la libertad? De Mona Bergeron sabemos que terminó la escuela técnica y abandonó su trabajo de secretaria porque odiaba a los jefes. Sabemos que caminaba mucho, comía con la boca abierta y le gustaba la música. Que era muy desaliñada y poderosamente punk. Pero no logramos conocer más a fondo de sus pensamientos y recuerdos porque estos se los guarda para sí misma. Sin embargo, su personalidad carga una consigna de libertad extrema que se transmite recurrentemente a los personajes femeninos dentro de la narración. Son ellos los que menos la juzgan y más tratan de descifrarla.

Resultado de imagen para sans toit ni loi film

En una de las escenas Mona se encuentra con una adolescente que le da agua, minutos después la joven mujer detiene su lectura y dice en voz alta: -“Quiero irme de aquí. La chica que vino por agua es libre y va donde quiere”, su madre responde mientras sirve la mesa: -“No comerá todos los días lo que le sirve su madre” a lo que la joven concluye enérgicamente mientras mira a su desinteresado padre: -“A veces sería mejor no comer…Yo quiero ser libre”. En este pasaje Varda pone en contexto a una nueva ola de mujeres que buscan la libertad por encima de las instituciones, un feminismo que poco a poco se va radicalizando y va señalando con rabia todas las fallas estructurales de la sociedad. “Trate de ser una feminista alegre, pero estaba muy enojada” diría la propia Agnès Varda a propósito de este nuevo resurgir de la lucha feminista.

Resultado de imagen para sans toit ni loi film

Mona Bergeron prefiere ser libre a toda costa, elige serlo porque reniega del sistema de valores sociales establecido. Su muerte no llega como un castigo aleccionador por romper  los mandatos patriarcales o por poner su libertad por encima de cualquier cosa. Todos los caminos que tomemos nos conducirán inevitablemente a la muerte, pero no todas las muertes son un viaje consciente a la finitud. La de Mona Bergeron sí. Sin techo ni ley nos ofrece un acercamiento a la vida de una mujer que elige sobre su cuerpo y su destino, una arriesgada propuesta narrativa que, a pesar de lo que se ha dicho de ella, queda lejos de ser una representación pesimista de la eterna búsqueda de la libertad.

Resultado de imagen para sans toit ni loi film

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s