Film Diary Berlinale 71: Nelly Rapp – Monster Agent, el tierno universo donde las niñas cazan monstruos y los vampiros veganos existen

Por: Kathia Villagrán | @KathiaVC

Nelly Rapp (Matilda Ross) es una ingeniosa niña cuya estancia permanente en sus fantasías ha provocado el rechazo de otros niños de su edad y su único amigo es su perro, London. El padre (Jens Ohlin), preocupado por los constantes desplantes hacia su hija, toma la decisión de llevarla a pasar las vacaciones de otoño a la mansión de su excéntrico tío, Hannibal (Johan Rheborg), hermano de la madre que falleció cuando Nelly era apenas una bebé.

Nelly con su característica curiosidad, se siente fascinada por el encanto de la mansión donde pasará el resto de la semana y comienza a explorar todos sus rincones, incluso a los que tiene prohibido acceder; pero como toda circunstancia “prohibida”, la niña se lo toma como reto y desafía la autoridad del tío. 

Hurgando donde no debe, descubre a un vampiro confiscado dentro de una jaula y un gran secreto detrás de él: su tío es un agente destinado proteger al mundo de los monstruos y a los monstruos del mundo. No solo eso, la madre de Nelly también fue una agente y en realidad nunca murió, solo “desapareció” en una misión tratando de atrapar a un hombre lobo. La niña después de una vida sintiéndose ignorada, cree haber encontrado por fin la forma de ser útil y valorada por los demás, ella también quiere ser una agente, lo que además de todo le hará sentir esa cercanía a su madre ausente que nunca experimentó.

Nelly Rapp – Monster Agent es una película dirigida por Amanda Adolfsson y escrita por Sofie Forsman, basada en la serie homónima de libros infantiles escritos por Christina Aluner y Martin Widmark. Es una película de producción sueca, y a pesar de poseer todo el estilo hollywoodense, evidencia lo alejada que está de esta parte conservadora del globo al mostrar en pantalla a un hombre completamente desnudo sin algún tipo de censura y también agregar a dos personajes masculinos principales coqueteando entre sí. 

De la película se puede esperar lo que se espera de cualquier película infantil. Está plagada de clichés, mensajes morales sobreexplotados en el cine, diálogos cursis y un desarrollo de universo ficticio que carece de lógica, pero no deja de ser una película enternecedora, inocente y acogedora. La dulzura e idiosincrasia que emana de Nelly Rapp, con un look muy similar al de Beth Harmon en la serie The Queen’s Gambit, robará el corazón de los espectadores que decidan adentrarse a un mundo donde los vampiros “veganos” existen, las mujeres lobo atienden un puesto de hotdogs cuando no hay Luna Llena y los monstruos de Frankenstein sueñan con abrir una cafetería.

Nelly Rapp – Monster Agent tiene todo el potencial para convertirse en una franquicia cinematográfica, considerando los cabos sueltos que dejó y el extenso material literario que hay detrás de la historia. Sin embargo, sí resultó extraño toparnos con una película como esta en la Berlinale, pues participó en la categoría Generation en su 71 edición y la pudimos ver en nuestra cobertura digital. 


Kathia Villagrán
Mercadóloga por profesión, cinéfila por pasión. Consumo mucho cine, literatura y series a niveles casi antisociales. Hufflepuff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .