Women We Love: Entrevista con Abril Alzaga a 10 años de FICUNAM

Por: Alejandra Piña |@aletspi

El Festival Internacional de Cine UNAM (FICUNAM) abre nuevamente sus puertas, pero esta vez con una década por celebrarle, tiempo suficiente que le ha valido (y nos ha valido como espectadores) para forjar cada una de sus vértebras. El recorrido ha sido amplio, diverso y maduro, dándole el toque de ser una de las puestas en pantalla grande más esperadas de cada año.

En esta ocasión, con una colosal experiencia que se ha visto bien cimentada, también levanta la bandera de la perspectiva de género y se apropia de ésta en cada una de sus actividades, donde la reflexión, el diálogo, las narrativas y las políticas públicas en esta materia, son el principal foco de atención. 

Al respecto, Abril Alzaga, directora ejecutiva de FICUNAM, nos compartió más sobre cómo la voz de las mujeres está resonando cada vez más en los rincones de la industria.

Resultado de imagen para abril alzaga

GAF: FICUNAM cumple 10 años haciendo historia y ofreciéndonos lo mejor del cine de autor. ¿Cómo ha sido el proceso de maduración del festival?

Abril Alzaga: Creo que ha sido muy orgánico. El hecho de que este festival esté arropado por una universidad como la UNAM, le da mucha estabilidad y fuerza.

La universidad es un espacio crítico per se. Un lugar donde se pondera la reflexión, la investigación y, por ende, la experimentación. Donde nada se da por supuesto ni por establecido. Es un universo muy heterogéneo que tiene vínculos con todo el mundo. Ese solo hecho hace que el horizonte sea muy grande. No podría pensar en un mejor lugar para una propuesta como FICUNAM. 

Este festival se concibió como el espacio donde todas las propuestas autorales tuvieran cabida. Donde la exploración del lenguaje cinematográfico fuera el corazón del festival y el pensamiento crítico su hilo conductor.

La Universidad entiende este festival como una celebración del cine como expresión artística y cultural, que nos lleva a tener una comprensión del mundo y de nuestro tiempo.

Con todo esto en mente, el Festival ha ido madurando las formas de organización dejando en el centro siempre esto como lo más importante. Después de 10 años las áreas operativas se han ido profesionalizando, dando como resultado un festival sólido y con una propuesta muy definida. 

unnamed

GAF: ¿Qué factor es el que más ha sumado al festival para consolidarlo como uno de los más importantes de la CDMX?

Abril Alzaga: Justamente el no abandonar sus principios. El hecho de ser fieles a su identidad. Mostrar el cine que no puedes ver en otros lados. El cine que propone una mirada propia fuera de las fórmulas prefabricadas, el no regirse por los términos del mercado. La libertad para programar y proponer. El poner el acento como ningún otro en el intercambio, la conversación a partir del cine, en generar un diálogo muy cercano entre creadores y público, el tener la formación en los ámbitos creativos más que en los industriales. El poner en el centro y como premisa que el arte genera conocimiento y es un motor de transformación muy poderoso. El que invitemos a gente de todo el mundo que no necesariamente es conocida en nuestro país, es decir, el descubrir talentos para el público mexicano. Creo que todo eso ha hecho que el festival tenga una reputación y un gusto entre los amantes del cine, pero también entre los jóvenes que tienen una mente curiosa y están ávidos de nuevas cosas por descubrir.

GAF: Sabemos que en esta edición la perspectiva de género es más fuerte que nunca; incluso, la imagen de este año se ilustra con una referencia a Chantal Akerman, quien ha perpetuado en la industria por hacer un cine que conquista en la realidad cotidiana. ¿De qué tamaño vislumbras la importancia de la mujer en el mundo cinematográfico?

Abril Alzaga: Creo que el orden social se ha transformado y que eso necesariamente debe repercutir en la representación del mundo. Hemos tardado muchísimo más en modificar esa representación de lo que ha cambiado el orden social y económico, pero vamos en ese camino. Ya no se aguanta por ningún lado que exista una sola perspectiva de las cosas. Pensamos que abrir la conversación tantas veces como sea posible ayuda a que se vuelva una conversación de todos los días, que nos obliga a todos a reflexionar cómo nos vemos, desde dónde nos observamos, cómo construímos nuestros discursos sobre lo que es el mundo y lo que debería de ser… 

Existe una sola forma de representación en cómo es la familia por ejemplo, o cómo se hace la distribución del trabajo, o cómo es la infancia según el género, o cómo se retrata la violencia, o cómo se asume el placer… no sé, son ejemplos al azar, pero todos suelen tener una forma de representación en nuestro imaginario colectivo del cómo se asume. Aunque la realidad nos escupa que esas representaciones no son las únicas, y por lo tanto nos cuestionemos hoy en día si eso es lo que debería ser considerado “normal”. 

El hecho de que se incorpore en las formas de representación cinematográfica la mirada femenina puede ayudar a poner contrapuntos, a contribuir a ampliar el horizonte, simplemente a movernos de lugar y confrontarnos con nuestros “supuestos”. Son nuestros, o son de alguien más. 

También estoy convencida de que en la medida en que se reflexione y se incorpore la mirada femenina en el quehacer cinematográfico en general, en los ámbitos de producción y de toma de decisiones, eso permeará en las historias que se cuentan. No me cabe duda. Y cada vez es más difícil cerrar del todo los círculos de trabajo a la incorporación de las mujeres. Ha costado sangre, sudor y lágrimas, va lento, pero ahí va. 

Hoy muchas cosas se mueven por la participación de las mujeres. En esta industria también. Y cada vez será más importante.

GAF: ¿Consideras que el cine tiene también una responsabilidad de visibilizar la realidad de las mujeres desde un punto de vista individual y colectivo?

Abril Alzaga: Por supuesto. El cine es una de las industrias más poderosas para amplificar discursos y proponernos narrativas sobre lo que somos y sobre lo que aspiramos ser. Desde su gestación se ha reflexionado muchísimo sobre el poder de la imagen y la construcción de nuestros valores sociales. Hay una responsabilidad enorme.

Resultado de imagen para ficunam 2020

GAF: ¿De qué manera podemos comenzar a amplificar la voz femenina en el lenguaje cinematográfico?

Abril Alzaga: Insistiría en abrir las conversaciones sobre cómo se construye la narrativa audiovisual, o específicamente cinematográfica, y la necesidad de incorporar nuevas miradas con perspectiva de género. Ojo, no se propone censurar o cancelar a nadie. Se trata de abrir el abanico y dar opciones de perspectivas. 

Creo que debe haber un trabajo de políticas públicas que garanticen el acceso. Ya sea por estímulo o por formación y capacitación. Creo que hay mucho desconocimiento sobre lo que es en realidad la perspectiva de género. No es una cuestión solamente de cuotas. Son muchos elementos los que deben  tomarse en cuenta. ¿Qué impide que haya tantas mujeres en la toma de decisiones como hombres? Necesitamos analizar las condiciones que hacen que una productora se decante por un director en lugar de por una directora. Con ese análisis, buscar generar las condiciones que permitan la igualdad de circunstancias para que las decisiones se tomen a partir de las capacidades laborales a desarrollar y no a los factores de género (maternidad, cuidados, responsabilidades domésticas, por ejemplo). 

Por otro lado, exigir, por lo menos durante algún tiempo, que no se deje fuera la representación de la mirada femenina en toda la cadena de toma de decisiones que involucra una película. No soy fanática de las cuotas, porque no debería de ser una concesión graciosa. Pero también es cierto que en el momento de decidir lo más fácil es decantarse por lo conocido y lo que supuestamente “está probado que funciona”. 

Como colectivo, las mujeres llevamos menos tiempo de horas de vuelo y necesitamos esas horas, esto implica un periodo de cuotas hasta que se normalice que las mujeres tenemos tanto derecho como cualquier otro a desarrollarnos en los espacios de toma de decisiones.

Tal vez por donde hay que iniciar urgentemente es en los espacios de formación. Se deberían plantear ciertas cuotas mínimas, por ejemplo, en la selección de ingreso a la escuela. También debería buscarse una plantilla mixta lo más diversa posible. En fin, se pueden hacer muchas cosas para ayudar a amplificar la voz. Lo primero es que las mujeres tengan acceso a hacer cine tanto como los hombres.

Resultado de imagen para jeanne dielman 23 quai du commerce 1080 bruxelles
Chantal Akerman

GAF: En esta ocasión FICUNAM tendrá un Encuentro de Nuevas Narrativas con Perspectiva de Género dentro de las actividades académicas, ¿qué podremos apreciar en este círculo?

Abril Alzaga: Primero, que se convoca a una conversación abierta, plural. Para nosotros es importante el diálogo lo más amplio posible y con diversas miradas y perspectivas. Desde el privilegio, pero también desde el lugar marginal. Y también contrastes en la visión feminista o femenina del tema. 

Estamos planteando tres ejes fundamentales en esta discusión: las políticas públicas, la interseccionalidad en la pantalla, y la construcción del lenguaje cinematográfico. Dialogar en alto sobre estos tres puntos complementados con una conferencia sobre el agenciamiento femenino en el cine, puede dar algunas luces sobre dónde podemos caminar para acelerar el paso en este tema.  

Nos urge empezar a modificar nuestras formas de representación.

Resultado de imagen para ficunam 2020
EMA de Pablo Larraín

GAF: Sabemos que todos los filmes de esta edición son imperdibles, pero ¿personalmente cuáles son tus recomendaciones?

Abril Alzaga: Personalmente tengo algunas películas que me mueven: Estaba en casa, pero… de Angela Schanelec, Jeanne Dielman de Chantal Akerman, Vitalina Varela de Pedro Costa, Calle del desierto 143 de Hassen Ferhani, Beanpole de Kantemir Balagov, El pájaro pintado de Václav Marhoul, Heimat es un espacio en el tiempo de Thomas Heise. De Chantal Akerman vería todo lo posible y de Suleiman, también. 

Resultado de imagen para i was at home but
“I was at home, but…” de Angela Schanelec

GAF: ¿Qué podemos esperar de la décima vuelta al Sol de FICUNAM?

Abril Alzaga: Vivir el acontecimiento cinematográfico en todo su esplendor: mucho cine, mucha reflexión, invitados de muchos lugares del mundo, un público ecléctico y muchas conversaciones abiertas. 

Mucho amor al cine. 

WhatsApp Image 2019-09-17 at 11.59.55

Alejandra Piña:
Periodista y Publicista. Ha escrito sobre cultura, arte y música para diversas plataformas digitales independientes; fotógrafa de todo lo que ve.
Actualmente es Content y Project Manager en un agencia digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .