Review: Jojo Rabbit – Bailar o marchar.

Por: Valentina Ramírez | @PhilomathGo

La Segunda Guerra Mundial es uno de los episodios más recordados de la historia de la civilización humana. A lo largo de los años, se han hecho cientos de películas que retratan los distintos frentes de la guerra, su violencia, y la tragedia que representó. Algunas historias nos muestran a los grandes héroes, a los aliados, y cómo lucharon para recuperar la paz en el mundo. Otras, nos muestran la tragedia de las víctimas, los condenados a Auschwitz, o aquellos que vivieron el horror de las bombas nucleares. Esta guerra, dio pie a algunos de los análisis filosóficos más profundos acerca del tema del bien y del mal. 

Jojo_Rabbit-471547387-large.jpg

Sin embargo, cuando miramos en retrospectiva los vestigios de esta época, parece que el horror fue ineludible. Todas aquellas historias contadas desde la perspectiva de víctimas a quienes se les arrebató todo nos recuerdan una y otra vez de su soledad, de su impotencia, y de su fragilidad, y nos hacen sentir que era el destino que esto ocurriese, que era una fuerza imparable. Incluso las historias supuestamente esperanzadoras, nos muestran una realidad inescapable. Las historias que se apropian de este periodo para contarnos una aventura gloriosa de guerra terminan simplemente ensalzando los valores violentos, solo que desde la perspectiva estadounidense, británica o soviética. 

Y entonces, tenemos a Jojo Rabbit

La película, dirigida por el neozelandés Taiki Waititi, es una adaptación del libro Caging Skies de Christine Leunens, y muestra una perspectiva poco desarrollada de este periodo: cuenta la historia de un niño de diez años, el pequeño Jojo, y su madre, Rosie Betzler, alemanes que viven los últimos tiempos de la guerra. El contraste entre ambos personajes es claro y profundo: él está obsesionado con Hitler hasta el punto de tenerlo como amigo imaginario, ella es secretamente parte de la resistencia, y ayuda a esconder a una niña judía en su hogar, sin que su hijo lo sepa. 

Screen-Shot-2019-09-03-at-9.30.00-AM.png

Esta historia da pie a malentendidos y problemas que son expuestos con la gracia del humor negro que hizo famoso a Waititi. El guion está lleno de chistes hilarantes que al mismo tiempo ayudan a desarrollar la trama y a los personajes, de los cuales, cada uno brilla en distinto momento y es imposible concentrarse en uno solo. Scarlett Johansson como Rosie, y Roman Griffin Davis como el joven protagónico son brillantes; sin embargo, incluso los personajes secundarios sin un solo dialogo son carismáticos, interesantes, y profundos. ¿Nos concentramos en Sam Rockwell, el graciosísimo Capitán, y cómo insinúa los principales “twists” de la película con su actuación? ¿O más bien en Thomasin McKenzie, la niña oculta entre las paredes, y su potente energía como una judía que reta los estereotipos de las víctimas débiles y frágiles? Cada personaje y cada actuación de esta película valen la pena. Además, dentro de este increíble cast se encuentra Waititi, quien interpreta al Hitler imaginario con tintes reminiscentes a Chaplin en El gran dictador.

Resultado de imagen para jojo rabbit"

Es difícil hablar con profundidad de esta película sin spoilearla, pues algunos de sus mejores momentos ocurren bien avanzada la trama, sin embargo, puedo decir que la historia es capaz de hacerte reír a carcajadas, llorar y dejarte reflexionando, pues no hay elemento incidental, y no hay chiste superficial. Casi nunca vemos historias desde el punto de vista de “los malos”, pues los alemanes suelen ser reducidos a eso, a estereotipos tan claros que cuando una obra de ciencia ficción quiere mostrar la maldad de su villano lo visten con un uniforme de la SS. Y la película es extremadamente consciente de la cultura pop que se ha desarrollado alrededor de la Segunda Guerra, pues hace cosas como caracterizar a un agente de la Gestapo, claramente inspirado en villano de Indiana Jones y los cazadores del arca perdida.

Resultado de imagen para jojo rabbit"
Rodaje de Jojo Rabbit

Pero, lo más importante de esta película es que muestra que no fue el destino lo que causó los horrores de la Segunda Guerra. Cuando pensamos en los nazis como máquinas de maldad, parece obvio que eran imparables hasta que no se les enfrentase con toda la fuerza militar del mundo. Sin embargo, los alemanes no eran máquinas… eran personas, llenas de defectos y cualidades, cosa que Jojo Rabbit no se cansa de recordarnos. Jojo, el pequeño niño de diez años que protagoniza la historia es un reflejo de todas aquellas personas que participaron en el horror, pues eran ignorantes, se sentían solas y asustadas, y querían recibir aquellas grandes promesas que les hacían los poderosos. Pero Jojo es un niño, ¿qué excusa tenían los viejos? Jojo vive en un mundo dominado por una ideología cruel y patriarcal, donde el macho más fuerte es el rey. Es muy interesante como los principales personajes que lo ayudan a enfrentar mejor este mundo contradicen este estereotipo de masculinidad, pues una es su madre, otra una joven poco mayor que él, y el otro es un hombre gay. 

Resultado de imagen para jojo rabbit"

Rosie Betzler es un personaje profundo y dulce, que se contrapone perfectamente a la idea de que la Alemania Nazi era una maquina imparable. No puedo evitar interpretarla como un personaje nietzscheano pues su amor por el baile como expresión de libertad va y viene una y otra vez a lo largo de la película. En una época en la que ser disidente se castiga con la muerte, acepta que su hijo forme parte de un grupo lleno de odio, pero mantiene la esperanza de que su inocencia sobreviva. Alimenta esta esperanza con el amor y las enseñanzas que trata de dejarle claras a su hijo, y es el contraste perfecto ante la idea de la necesidad del mal. Ella está ahí para recordarnos que siempre hay otra opción, incluso cuando se corre riesgos. 

Resultado de imagen para jojo rabbit"

Jojo Rabbit tiene momentos muy tristes, pero quizá lo peor es el mensaje que nos deja al terminar… porque al recordarnos que los alemanes no eran el mal encarnado, también nos recuerda que estos horrores se pudieron haber evitado. ¿Qué tragedia es peor que aquella que es innecesaria? Pero, también nos deja un mensaje de esperanza: aún podemos cambiar el futuro. 

Es una de las mejores películas históricas de los últimos años, pero también parece una premonición. No pasa mucho tiempo entre una noticia y otra sobre niños radicalizados por ideologías violentas y hostiles como el narcotráfico, el terrorismo, o el fascismo; con los conflictos internacionales muchos jóvenes creen que parte de su futuro está en los ejércitos de naciones que podrían llegar a enfrentarse en guerras. Incluso, podríamos hablar del mismo machismo como una de estas ideologías violentas, donde jóvenes crecen pensando que lastimar a alguien les asegurará la felicidad. Jojo Rabbit nos deja preguntándonos, si el horror se puede detener, ¿cuándo empezamos?

—–

Me gustaría de paso recomendarles este pequeño cómic sobre la Rosa Blanca, la resistencia alemana real que trató de luchar contra el régimen Nazi en su momento. Lamentablemente está sólo en inglés, pero vale mucho la pena. http://www.viruscomix.com/page474.html 

Screen Shot 2020-01-23 at 10.01.21 AM
Valentina Ramírez
En los últimos años he probado un poco de todo. Pasé de estar estudiando animación digital a ser bailarina de bellydance a periodista. Ahora estudio historia del arte, porque lo único que tienen en común todos mis intereses es que nunca se alejan de la estética, el arte y la belleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .