Close Up: Alejandra Moffat y La Casa Lobo

Por: Andrea Rendón |@andrearendon__

LA CASA LOBO llegó a México y sus salas gracias a Interior XIII y en estos días hemos podido ver las múltiples reacciones que ha generado la película en muchos espectadores. Esta película conjuga perfectamente una animación siniestra con el hecho de que la historia en sí, fue una pesadilla en la vida real, además de que es la primera cinta de producción chilena en realizarse en stop motion.

El tema de las colonias alemanas en Latinoamérica (en específico Chile) se ha explorado en varias películas, como Colonia (2015), con Emma Watson y Daniel Brühl, pero ninguna de esta forma. Manufacturada con una animación que encarna los personajes desde una perspectiva traumática,(cualquiera de nosotros, como niños, podríamos haber dibujado así a los causantes de nuestros miedos más profundos).

María, la protagonista de la película, es una pequeña niña que huye de esta colonia por haber perdido a sus cerditos, mientras que constantemente la casa en donde vive, puede percibir lo que siente y logra que su vida ahí sea una pesadilla interminable.

Conversamos con Alejandra Moffat, guionista de la película que ha ganado varios premios en festivales como Annecy, Berlín y Ecuador.

Gaf: ¿Por qué retomar este tema y transformarlo en una película de animación?

Alejandra Moffat: Los directores de la película, Joaquín Cociña y Cristóbal León, trabajaban haciendo cortometrajes stop motion hace varios años y se habían propuesto hacer un largometraje con esa técnica. Cuando me sumé al proyecto me pareció muy interesante trabajar una animación inspirada en el caso de Colonia Dignidad y no un drama político que es el formato usual para tratar estos temas. Me daba más libertad, y me hacía reflexionar más una pesadilla animada, un viaje mental que no intenta retratar el bien y el mal. Eso me pareció sumamente atractivo y desafiante.

Todos los que trabajamos en la película nacimos en dictadura. Nuestra infancia estuvo marcada por eso. Por lo que se podía y no se podía hablar, por las intervenciones del dictador Augusto Pinochet en la televisión, por los montajes de ataques para justificar la muerte, por la desaparición de miles de personas y la búsqueda incesante de sus familiares. Los que eran de derecha y de izquierda. Los que habían sido soplones.

La amistad de la dictadura con Colonia Dignidad no era ni es un secreto. El actual ministro de justicia y derechos humanos en Chile, Hernán Larraín Fernández fue un gran defensor de la Colonia a pesar de que ya habían salido a la luz pública las torturas, abusos sexuales, secuestros, posesión de arsenal químico y militar. Él defiende hasta el día de hoy la función social que cumplía Colonia Dignidad. Desde mi punto de vista la discusión sobre la existencia de ese lugar es un tema actual. Y no dejará de serlo hasta que sigan sus defensores en el poder y se haga justicia.

La-Casa-Lobo-largometraje-1180x770

Gaf: ¿Cuánto tiempo tardaste en investigar a fondo sobre la Colonia y cómo fue el proceso de escritura del guion?

Alejandra Moffat: La investigación y la escritura del guión tardo lo mismo que la producción de la película, cinco años. Es imposible conocer todo el material sobre Colonia Dignidad porque tenían una organización militar muy sofisticada. Habían túneles donde escondían información, fichas de casi todos los buscados por la Central Nacional de Inteligencia creada por la dictadura. Habían videos producidos por ellos que se difundían en la televisión pública de Chile donde se mostraban a sí mismos como un lugar y forma de convivencia idílica. Dicen que habían muchas más películas producidas en la Colonia que nunca salieron a la luz. De ahí nace la idea de que La casa lobo es una película encontrada en los anaqueles de la Colonia, y que León y Cociña sólo ayudaron a restaurarla. Juntamos muchas entrevistas, investigaciones y material de archivo durante esos años.

En general los guionistas trabajamos antes de que las películas se produzcan. En este caso, fue durante la producción y trabajamos el guión en conjunto con León y Cociña. Como vivo en México, nos mandábamos audios con ideas, nos compartíamos material, teníamos un archivo drive donde íbamos escribiendo. En un momento consideré que la mejor metodología para este guión era grabar audios con textos para irlos probando en la animación. Creo que en ese momento fuimos encontrando el tono del guión. Grababa imitando el acento alemán que tendría María. No hay ningún texto de la película que no haya pasado por la corrección de los tres. Ahora estamos empezando una nueva película y hacemos lo mismo. En este caso es una película muy estructurada que tendrá un guión escrito por los tres antes de producirse. Lo pasamos muy bien trabajando juntos. Para nosotros es esencial eso.

Captura-de-pantalla-2019-01-23-a-las-15.12.12-1024x697

Gaf: ¿Qué películas o historias tomaron de referencia para crear esta cinta?

Alejandra Moffat: Claramente hay una referencia a los cuentos de hadas. Y específicamente a los hermanos Grimm. Son cuentos con los que crecimos, donde pasaban cosas mágicas y que eran terriblemente aleccionadores. En realidad en su origen no eran pensados para niños pero fuimos criados leyendo eso. Son cuentos que tienen partes terribles y elementos profundamente bellos. Nos gusta mucho esa mezcla. Por eso en La casa lobo hay un vestido mágico, una manzana que le regala un árbol a María para que tenga fuerzas, un espejo con el que habla para saber si su casa es la más bella de todas, un lobo que es pastor y amenaza al mismo tiempo. En fin. Hay muchas referencias. La casa lobo se pensó como un cuento de hadas sobre una historia oscura de Chile.

Gaf: ¿Crees que los cuentos de hadas son un género que se puede reinventar en nuestra época?

Alejandra Moffat: Claro que sí. Se hace todo el tiempo. Hay grandes compañías productoras de Estados Unidos que han trabajado en base de cuentos de hadas durante toda su historia. La diferencia es que ellos tienen la obligación de poner finales felices porque lo que buscan es dar una lección positiva sobre una experiencia. Están enfocadas a un público infantil. Y se piensa que para vender entradas en el cine hay que dar esperanza o aleccionar sobre el bien y el mal. A mi me aburre eso porque deja poco espacio de reflexión al espectador sobre lo que ve. Me gusta mucho ver todo tipo de películas pero mis favoritas son las que me ponen en un lugar más activo, no las que sólo me cuentan una historia que ya está tan amarrada desde el guión que no permite ninguna interpretación. Mis narraciones favoritas, incluso cuando estoy escuchando a alguien contar alguna experiencia en una cena, son las que permiten que uno divague a través de las imágenes. No los que me dicen tal persona o acción es buena o mala. Creo que nuestra realidad es mucho más compleja y que debemos buscar constantemente formas de representarla.

21

Gaf: La película es como una pesadilla, ¿por qué decidiste contarla así?

Alejandra Moffat: Eso está ligado a la técnica de animación, no sólo al guión. Entonces las dos cosas van ligadas. El trabajo de León y Cociña siempre ha sido así. Sus cortometrajes anteriores a La Casa Lobo siempre tenían algo pesadillesco que a mi me parece muy inquietante y atractivo.

El presente de La Casa Lobo es creado a través de la construcción y destrucción de los materiales que transitan por este cuento de hadas. Es un registro de lo que hace posible contar el viaje, por un lado está la historia de María y por otro lado, el registro del cambio de los materiales que construyen la casa que habita María.

Esa pesadilla es parte del ambiente que vivíamos en nuestra infancia. Las casas tenían que tener las cortinas cerradas. A veces se tenía que hablar bajo para que ningún vecino fuera a escuchar. No podías tener ciertos libros ni casete en la casa. Había que tener escondites para las cosas. Creo que todo eso se cuela en La casa lobo. Es una atmósfera opresora basada en nuestra experiencias.

GAF: ¿Por qué las personas deben de ir a ver LA CASA LOBO?

AM: Porque es un viaje que no han vivido antes. Porque en esta animación te sientas, se apagan las luces y vives un sueño. Porque es una experiencia. Porque en Latinoamérica no se ha hecho un largometraje igual y hay que conocer el trabajo que se está haciendo en otros países. Porque las realidades de Chile y México no son tan distintas. Porque el trabajo de Claudio Vargas en el sonido es una joya. Porque Natalia Gaisse en la codirección de arte llenó la película de objetos que son hermosos y perturbadores de verse transformar. Porque hay mucha libertad y vale la pena ver cosas distintas a las que estamos acostumbrados. Hace bien a la salud.

Unknown

Gaf: Ahora, platícanos más de ti. ¿Cuándo decidiste ser guionista y por qué?

AM: Empecé escribiendo poesía de niña que se la mostraba a un profesor de castellano en los recreos. Aunque todos los poemas tenían hojas secas, lluvia y reflejos, mi profesor me alentaba a seguir escribiendo e incluso subrayaba algunas de las palabras y me decía que eran muy interesantes. En realidad eran horribles pero él me alentaba a seguir experimentando. Después escribí una obra de teatro que presenté en un galpón abandonado. Mis amigos ayudaron a conseguir focos y hasta imprimimos unos flyer. Eso fue en la adolescencia. Después estudié teatro y me pasé la escuela escribiendo dramaturgia.

Me fascinaba estructurar, escribir y adaptar escenas. Lo pasaba muy bien. Actúe en algunas películas con directores chilenos bastante particulares como Raúl Ruíz y José Luis Torres Leiva, me gustaba mucho los universos que creaban. Después escribí una novela que se llama “El hacedor de camas”.

Estudié un par de años cine documental y me fascinó el trabajo de edición. Me pasaba horas en una sala oscura editando cosas. Y de ahí me pasé al guión. No tengo idea de la razón exacta sólo puedo decir que me fascina pensar las películas. Me encanta la fotografía. Siempre me gustó mucho. También la arquitectura. Soñé con las dos cosas: pasarme la vida sacando fotografías y pasarme la vida construyendo espacios. Creo que con el guión uno esas dos cosas. Me encanta observar. Y hay tantas historias, personajes, imágenes dando vueltas que es un trabajo muy placentero. Ahora estoy escribiendo una película chilena que me fascina con la directora María Paz González. Me gusta mucho coescribir guiones. Es mi parte favorita al igual que asesorar procesos de escritura. La novela y el cuento son mis espacios de escritura en solitario. En el resto, me gusta escribir en colaboración.

67a9ad57c38af89e2b642ff0320a334d
Portada del libro EL HACEDOR DE CAMAS de Alejandra Moffat

Gaf: ¿Cuál fue tu primer acercamiento con el cine?

AM: Mi papá. Él vivía en el extremo sur de Chile. Donde hay cuerdas en las plazas para no volarse cuando hay mucho viento. Me contaba que iba al cine con sus amigos, que se lograban meter al cine a escondidas y ver películas para adultos. Los clásicos del cine. Recuerdo siempre su relato de cuando vio Fresas Salvajes de Bergman y que esa película lo impresionó y transformó. Mi primer acercamiento al cine fue esa: que uno se metía en una sala oscura y veía algo que era capaz de transformarte. Y desde ahí, pienso el cine y el trabajo del guionista como la construcción de un viaje. O incluso la exploración de un viaje. Es una aventura. Algo vivo que transforma.

Las primeras imágenes filmadas que vi fueron del hermano grande de mi abuela, Edmundo Bordeu que era un apasionado del cine. Él hizo una versión de Tarzán donde actuaba mi abuela, hacía noticieros, estuvo obligado a hacer el servicio militar pero los convenció que él se dedicaría a filmar los entrenamientos. Ese material nos los mostraba en los veranos. Oscurecía la sala de la casa. Hacían más de treinta grados de calor y veíamos su material todos los niños y nos reíamos a carcajadas con algunas imágenes. Era un evento para nosotros. Así conocí a mi mamá de niña.

205374_1

Gaf: ¿Crees que el cine tenga la oportunidad de intentar cambiar la realidad en la que vivimos?

AM: Creo que el cine tiene la capacidad de mostrarnos puntos de vista, formas de relacionarse con las cosas, con la imagen, con los hechos. Y que eso claramente tiene el poder de hacernos ver como si fuera la primera vez algo. El problema del cine es la distribución. Da lo mismo que una película genere mucha reflexión sobre algo si no se logra ver. Por eso es tan valioso el trabajo del taller de cine para niños que hizo Alicia Vega en Chile, trabajó con más de 6.500 niños de poblaciones mostrándole películas, haciendo story board sobre lo que vivían en su contexto, es un trabajo impresionante que sí logra un impacto sobre la realidad. El trabajo que hace en Oaxaca el Campamento Audiovisual Itinerante (CAI) también me parece importantísimo. Por tres semanas juntar a personas de distintas partes de México y hacer cine en una comunidad. Basar los guiones en historias locales. Aprender técnica pero aplicada a una narrativa. Trabajar en equipos, en colaboración. Siempre he pensado que esa es la única forma de aprender cine. Y así, en México hay muchos proyectos que apuestan tanto a la difusión del cine en comunidades que no tienen acceso a ver películas, y a enseñar a hacer cine de forma colaborativa e independiente. Me parece absurdo la cantidad de películas que se quedan sin mostrar. Que se quedan enlatadas o en un link al que nadie puede acceder porque tiene clave. Me parece absurdo que no se liberen las películas, que no se difundan.

AlejandraMoffat-1

Gaf: ¿Qué consejos les darías a las jóvenes que quieren ser guionistas?

AM: Que escriban películas que ellos quieran ver. Que no se cansen. Que siempre vean al espectador como alguien inteligente. Que nunca escriban para proyectos que no les apasionan. Que tengan expectativas de encontrar cosas mientras escriben. Que se llenen de preguntas. Que escriban curiosos, entretenidos. Que cuando encuentren un lugar demasiado cómodo en su escritura, cambien sus propias reglas.

LA CASA LOBO sigue en cartelera en nuestro país y en verdad, es una película imperdible, seguro te dejará varias noches pensando en todo lo que viste y reflexionando en cuan importante es que los sucesos trágicos de la historia de un país o cultura se vean para que no se vuelvan a repetir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s